lunes, 12 de diciembre de 2011

como empezo todo.

 Siempre me ha gustado remover en la cocina, pero un día encontré una revista con unos pasteles impresionantes decorados con una especie de "plastelina comestible", es lo que me parecía a mi, y dentro la revista la receta de lo que llamaban glasa dura ( y que ahora conozco como fondant), pero tenia ingredientes rarisimos, imposibles de encontrar, o al menos yo, que para eso soy muy torpe.

 Pero tuve a mi pitufilla y para su fiesta de bienvenida, le quise hacer un pastel como ella se merecía, busqué y rebusqué por Internet y encontré la  una receta bastante casera de como poder elaborar es masa, el fondant de nuves,  me cogí un paquetes de esas chuches tan blanditas separe colores,  y trabaje con ella, y a pesar de que el resultado fue un poco desastroso, me enamore de esta masa para siempre, de las multitud de posibilidades que da y del maravilloso mundo que acababa de descubrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario